¿Por qué necesitas ayudar a otros más a menudo y cómo hacerlo?

<

Ayudar a la gente te hace sentir más feliz.

Ser útil para los demás es la solución más simple y óptima. Se convertirá cualquier situación en una positiva. Entonces, cuando te sientas perdido, molesto o improductivo, haz algo por los demás. Así que ayudarás no solo a los demás, sino también a ti mismo.

Estando enojado y desgarrado por los demás, no traerá beneficios a nadie. Ser útil es mucho más fácil de lo que parece. Hay muchas maneras de ayudar a los demás. Aquí hay tres de ellos.

Compartir conocimiento

Transmite lo que usted sabe. El aprendizaje nunca es demasiado temprano. Siempre hay alguien que puede usar tus consejos o chaquetas.

Además, es útil para ti. Para compartir el conocimiento, primero debe articular claramente sus pensamientos y comprender bien el tema.

Resolver un problema menor

Ayudar a alguien a lidiar con las dificultades. Incluso si no es un problema global, sino algo pequeño. Tal vez sus colegas necesitan ayuda? Piensa en lo que tienen dificultad. Si su conocimiento y experiencia pueden resolverlos en 15 a 30 minutos, hágalo. No espere recompensas o servicios de devolución. Sólo sinceramente ayuda a otra persona.

Por supuesto, esto es difícil de decidir. Algunas personas, habiendo recibido ayuda una vez, la están esperando todo el tiempo. Pero es mejor averiguar de inmediato quién se comporta de su entorno de esta manera y dejar de comunicarse con ellos.

Haz algo, aunque no sea tu responsabilidad.

Siempre es un placer trabajar con personas que pueden hacer frente a cualquier situación. Sólo es importante mantener un equilibrio. No tenga miedo de realizar tareas fuera de sus deberes, pero tampoco de cavar en las cosas pequeñas. Lo principal es no ser quien identificó el problema, pero ni siquiera trató de resolverlo, porque no es su trabajo.

Una cosa es simplemente hacer el trabajo, y otra es hacer un esfuerzo para ser útil. Esta es una habilidad extremadamente subestimada.

Las personas que desean ser útiles, hacen las preguntas correctas y no solo esperan una respuesta. Crean algo valioso para los demás.

Esto no requiere habilidades específicas. Si no puede ayudar con algo altamente especializado, traiga un poco de café con donas a sus colegas. Seguramente estarán encantados. Si trabajas en una oficina, limpia la oficina, riega las flores o cuelga un cuadro. Incluso esas pequeñas cosas son buenas para los demás.

Piensa en lo que puedes hacer útil. Deja que sea al menos un poco de ayuda si tienes gran parte de tu negocio. Pero dormirás en paz, sabiendo que el día no fue en vano.

Imagen: lightkeeper / Depositphotos.com
<

Entradas Populares